Cuatro pasos para crear un vídeo currículum con éxito

0
712
video-curriculum

Hace un par de años conocimos a través de los medios de comunicación a Enzo Vizcaíno, un joven periodista en paro que decidió grabar un vídeo currículum acompañado con un ukelele que le permitió marcar la diferencia respecto al resto de candidatos.

Su original forma de contar su experiencia profesional y habilidades le permitió encontrar empleo como guionista de televisión, el trabajo que él buscaba. Para realizar este tipo de CV es necesario tomar en cuenta lo que transmitimos a través de la comunicación verbal y no verbal.

Ahora bien, antes de lanzarnos a la grabación del vídeo currículum, es necesario tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • ¿Realmente es nuestro medio? Hay personas a las que exponer su trayectoria profesional en vídeo les puede perjudicar, pues para apostar por este formato es necesario contar con una serie de destrezas ante la cámara (naturalidad, oratoria, sentirse cómodo…). Si no es así, mejor decantarse por otras modalidades más tradicionales.
  • ¿Qué queremos contar? Una cosa es ser natural y otra improvisar todo el contenido del vídeo currículum. Es necesario, antes de comenzar la grabación, elaborar un guión con los puntos fuertes que queremos destacar en nuestra intervención, su orden y el estilo que vamos a emplear, ya que la idea de este tipo de currículum vitae es presentar nuestra experiencia y habilidades al tiempo que nos permite mostrar rasgos de nuestra personalidad. En este sentido, los siguientes consejos serán de gran ayuda:
    • Debemos emplear saludos atemporales y evitar las referencias de tiempo y lugar, pues no sabemos cuándo o dónde va a ser visualizado por el destinatario durante el proceso de reclutamiento.
    • La duración recomendada para el vídeo currículum es en torno a un minuto y medio.
    • La experiencia es la parte que más dedicación necesita, detallando no solo dónde hemos trabajado sino, y especialmente, qué hemos aprendido de esas vivencias laborales.
    • Debemos adaptar el lenguaje al destinatario, ya que no es lo mismo si optamos a puestos de dirección financiera que a cargos de publicidad y marketing.
  • ¿Disponemos de los conocimientos técnicos? Salvo que contemos con un profesional externo, es deseable tener unos conocimientos mínimos de edición para obtener un resultado adecuado. En este sentido, tendremos que cuidar el lugar de la grabación, optando por fondos claros y lisos y luz natural desde diferentes ángulos, para evitar las sombras. Nuestro aspecto también es un punto a tener en cuenta, así como el sonido, que debe ser audible. Ahora bien, en función del sector en el que nos movamos y el impacto que queramos causar podemos jugar más con los límites de la creatividad. Por ejemplo, podemos usar diferentes perspectivas de grabación o incluir a terceras personas que hablen sobre nosotros, como hizo el creativo publicitario David Heredia, editando un vídeo currículum donde sus abuelos eran los mensajeros.
  • ¿Dónde lo vamos a insertar? Una vez grabado, editado y montado, hay que seleccionar las plataformas en las que insertar el vídeo currículum para que pueda ser visto por los reclutadores. Si no, será un archivo más en nuestro ordenador. Una opción es insertarlo en portales especializados de búsqueda de empleo que admiten este formato, o incluir en nuestro CV tradicional un enlace al servidor en el que esté alojado el vídeo.

Eso sí, no debemos olvidarnos de actualizarlo periódicamente, igual que el currículo en formato tradicional, para que no pierda valor en el mercado laboral.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here