Ecommerce y gratificación instantánea: Un dúo a conciliar

0
1158
ecommerce
Fuente: codebox.es

Los compradores se han visto seducidos por el ecommerce a través de los años

El ecommerce ha logrado seducir a los compradores a través de los años, embarcándose en ópticas diferentes y enfocándose en realidades diferentes que han hecho que el usuario se sienta atraído por los productos ofrecidos.

Los temas que ha ido abordando el ecommerce a través delos años para ir cautivando a los consumidores han ido variando de acuerdo a la época. Por un lado, está el hecho de que las personas podían encontrar una amplia gama de productos en el ecommerce además de más variedad que nunca ya que prácticamente en internet podemos encontrar cualquier cosa.

Por otro lado, internet facilitó el hecho de que se pudieran integran nuevas ofertas y promociones en lo relacionado a los precios y que el público pudiese tener acceso a variadas y nuevas ofertas. Los artículos vendidos en internet se convirtieron en los más económicos, seduciendo de esta manera a los consumidores.

Para terminar, la red ha facilitado y hecho más dinámicos los procesos de compra, al igual que más rápidos. A medida que el tiempo transcurso, la recepción de los productos adquiridos se ha hecho mucho más fácil.

No obstante, el ecommerce ha tenido en este último punto uno de sus mayores problemas. En comparación al comercio tradicional, en el cual podemos apreciar el producto y comprarlo de forma directa, la situación es mucho más compleja en el comercio electrónico. Primeramente, el producto se ve, luego se compra, y finalmente hay que aguardar a que la empresa que presta los servicios de logística se encargue de hacer entrega del pedido. Dicha situación va en contravía de determinados factores del proceso de compra, ya que no podemos acudir al ecommerce para efectuar aquellas compras que deseamos para ya, ni mucho menos para las compras impulsivas que están íntimamente relacionadas con las necesidades actuales del consumidor.

De esta manera, la gratificación instantánea queda excluida del entorno del ecommerce, por lo menos hasta ahora. De acuerdo a los expertos, la gratificación instantánea es la siguiente gran frontera que debe atravesar el comercio electrónico. En otras palabras, las compras online no deberían despojarse del encanto y del atractivo que genera el “comprar para ya”.

Las diversas compañías de ecommerce han puesto en práctica estrategias tendientes a disminuir el tiempo de entrega de los pedidos

Las compañías dedicadas al ecommerce han estado poniendo a prueba diversas fórmulas que tienen por objeto reducir los tiempos de entrega de los pedidos y, por ende, hacer que los productos lleguen lo más pronto posible a manos de los compradores. Un ejemplo de ello son los servicios de click&collect que permiten que el usuario recoja sus compras online en un lugar físico de manera eficiente y rápida y no días después de haber pagado por ellas.

ecommerce
Fuente: innpulsa.es

Por ejemplo, en Reino Unido está incrementando el interés por lo que se conoce bajo el nombre de commuter commerce. En este tipo de comercio, los consumidores destinan el tiempo que invierten en el transporte público a realizar compras desde sus móviles. El proceso de compra se perfecciona en los puntos de recogidas establecidos por las compañías en las diversas estaciones de tren, con lo que los compradores pueden realizar sus compras “on the go” y recoger sus pedidos de camino a casa o lugar de trabajo, algo que convierte todo el proceso en algo casi que instantáneo y sumamente rápido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here