El NO branding el futuro del branding de las marcas

0
569

Uno de los grandes inconvenientes que experimentan en la actualidad las marcas, es el que no pueden conectar del todo bien con los consumidores. Las antiguas tácticas y estrategias de conexión con las marcas en realidad ya no ofrecen los resultados deseados. Peor aun, los formatos de publicidad convencionales, tampoco están consiguiendo esa conexión.

NO branding el futuro del branding

NO branding.

Por su parte, los consumidores se han vuelto mucho menos receptivos hacia la publicidad que las marcas les ofrecen, incluso han comenzado a mostrarse desconfiados. En consecuencia las marcas están apostando por nuevos formatos publicitarios que les hagan recobrar la confianza entre los consumidores.

Para muchos, la tendencia apunta hacia la creación de contenidos y valor agregado, principalmente porque los consumidores más jóvenes no son tan receptivos a los anuncios y en consecuencia recurren a los bloqueadores de publicidad porque en realidad quieren ver algo más complejo por parte de las marcas.

Por su parte, las decisiones de negocio de las startups también apuntan en ese camino, es decir, en lugar de utilizar los anuncios como una fuente principal de ingresos, las marcas ahora están empleando otros elementos que prácticamente proyectan un futuro en el que existirá un Internet sin publicidad.

La realidad es que las cosas ahora son diferentes y por ello las marcas también tienen que serlo, particularmente en el segmento del poder de marca. Lo que se proyecta para los siguientes años es una marca que no se obsesione con la marca y en donde el branding sea mucho menos importante o relevante. Esto no quiere decir que las marcas estén por desaparecer, sin embargo el cambio que se experimentará de aquí en adelante, es el enfoque del mensaje.

Las marcas dejarán de enfocarse solamente en el producto para prestar atención a otras cosas igualmente importantes. Algo que ejemplifica esto son las tiendas a granel, las cuales han aparecido en prácticamente cualquier ciudad de Europa y en donde la marca no está presente en el producto que se esta vendiendo, sino en la experiencia de compra, en el lugar que lo ofrece.

En otras palabras, en los próximos años, ya no triunfará la marca que haga más ruido, sino aquella que se encuentre más relacionado. Las empresas han deteriorado la imagen de las marcas de tanto que las han usado y por obsesionarse en demasía con el branding. Al prestarle más importancia al valor de marca y a la identidad de la misma, han terminado por hacer más daño que beneficio a la misma.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here