Mejorando las habilidades individuales

Mejorando las habilidades individuales

La falta de habilidad de una persona puede inhibir un buen desempeño por múltiples razones. Los directores deben estar atentos a cualquier signo de deterioro en la habilidad de los individuos. Tres señales de peligro para las posiciones directivas:

1. Refugiarse en una especialidad

2. Enfocarse en el desempeño pasado.

3. Exagerar los aspectos de la función de liderazgo.

Hay 5 herramientas principales disponibles para superar los problemas de desempeño deficientes debido a la falta de habilidad:

1. Reabastecimiento: se enfoca en las necesidades de apoyo del trabajador, las cuales incluyen personal, presupuesto y autoridad política.

2. Reentrenamiento: se refiere a la actualización de la formación de los trabajadores, la tecnología está cambiando tan rápido que las habilidades de los empleados pueden volverse obsoleta pronto. Los empleados por lo general cubren una cantidad de diferentes posiciones a lo largo de sus carreras, cada una de las cuales demanda diferentes competencias.

3. Reajuste: en caso de que las dos alternativas anteriores no funcionen y el trabajador siga en el puesto de trabajo, se analizan los componentes de su trabajo, así como las diferentes combinaciones de actividades y habilidades que alcanzan los objetivos organizacionales y proporcionan un trabajo gratificante y significativo.

4. Reasignación: si las anteriores alternativas no funcionan, se reasignara a la persona con bajo rendimiento a una posición de menor responsabilidad o a una que requiera menor conocimiento técnico o habilidades interpersonales.

5. Liberación: en último lugar quedaría la liberación del empleado de la organización (despido)